sábado, 4 de septiembre de 2010

"Mientras escribo"


Escribir es crearse un mundo propio.

(...) Ahora voy a coger al toro por los cuernos. Es una pregunta que me hace la gente de distintas maneras. Hay quienes me la hacen educadamente y hay quienes a lo bestia, pero siempre se reduce a lo mismo: «Oye, ¿tú escribes por dinero?»
La respuesta es que no, ni ahora ni nunca. No niego que mis libros me hayan dado mucha pasta, pero nunca he escrito ni una sola palabra pensando en que me la pagarían. A veces he escrito para hacerle un favor a un amigo, pero no se puede definir de ninguna manera peor que como una especie de trueque rudimentario. Siempre he escrito porque me llenaba. Puede que sirviera para pagar la hipoteca y los estudios de los niños, pero eso era aparte. Yo he escrito porque me hace vibrar. Por el simple gozo de hacerlo. Y el que disfruta puede pasarse la vida escribiendo.

Escribir no es la vida, pero yo creo que es una manera de volver a la vida.

(...) Escribir no es cuestión de ganar dinero, hacerse famoso, ligar mucho ni hacer amistades. En último término, se trata de enriquecer las vidas de las personas que leen lo que haces, y al mismo tiempo enriquecer la tuya. Es levantarse, recuperarse y superar lo malo. Ser feliz, vaya. Ser feliz.

Stephen King.